Kettlebell

Existe un gran desconocimiento y lamentablemente «miedo» al trabajo con las Kettlebell debido a la mala utilización. Este hecho ha eclipsado totalmente los beneficios que nos aporta el trabajo con este tipo de herramientas, el fortalecimiento que nos proporciona en la zona abdominal junto al de los músculos posteriores y al trabajo de estiramiento con fuerza excéntrica, ha solucionado multitud de dolores crónicos de la espalda y hablo por propia experiencia. Padezco de hernia discal desde hace muchos años y esto es lo que me ha salvado de entrar en quirófano, creo que esto lo dice todo. Todavía hay muchos excépticos que no lo creen, pero estoy convencido de que es porque no han tenido a su lado a alguien que les guíe por el camino adecuado.

Una Kettlebell es básicamente una pesa de forma redonda a la que se le incorpora un asa y su base es plana para poder apoyarla. Su diseño nos permite  poder realizar movimientos explosivos y amplios, con una sujeción sencilla y segura. (¡Ojo! porque las Kettlebell que veis en los gimnasios no son las homologadas o de competición y por lo tanto no sirven para hacer este tipo de ejercicios. Son las «económicas o de sala», pero el agarre- que es fundamental-, su composición, su centro de gravedad, etc… es muy diferente y ahí si que podemos hacernos mucho daño, sobretodo en las manos).

Su nombre original es Gyria en ruso, su lugar de origen. Se comenzaron utilizando como pesas para balanzas en los grandes mercados y hace más de cien años que se convirtieron en ese país en una herramienta imprescindible para adquirir un buen condicionamiento físico, al igual que para el culturismo.

El nombre en inglés de kettlebell  surge de la similitud que existe con la pava o tetera y el balanceo que se ejerce al moverla, kettle = tetera, bell = campana.

Hace ya muchos años, y me remonto a la década de los 80 incluso finales de los 70 del pasado siglo, que en España la utilizan Judocas, gimnastas y otras especialidades deportivas que han seguido el ejemplo de los equipos rusos. Actualmente en España contamos con dos de los mejores especialistas a nivel mundial, fundadores de la mejor escuela que puede existir en estos momentos Kettlebel Training Madrid, que son Gastón Giornaldo fundador de dicha escuela y presidente de la Federación Internacional de Mace-lifting IMF y record mundial en varias ocasiones, junto con Sandra Carbonell también fundadora e instructora de Kettlebell Training Madrid, medalla de oro en diferentes campeonatos internacionales con diversos records mundiales en su haber.

El resurgir o moda durante estos últimos años, ha venido de la mano del Crossfit, que la han incluido como una herramienta básica en sus rutinas, cabe decir muy a mi pesar, que la forma de utilizar que han adoptado, no es la mas idónea y nos expone a posibles lesiones en la zona lumbar y escapular. Por ejemplo, el Swing o movimiento básico de balanceo, no ha de subir la Kettlebell por encima de la cabeza (todo lo que sobrepasa de la altura de los hombros, más que trabajo, es una buena opción para lesionarte. ¡Ojo con este movimiento!.)

Un dato curioso que pocos conocen, es que la Kettlebell ha sido utilizada por los actores de Ninja assassin y de la tan vistosa película 300, que aparte del copia y pega de musculitos y demás efectos especiales, la han utilizado para que los actores principales ganasen una  condición física rápida y segura.

Con su uso encontramos una gran funcionalidad debido a la integración de las cadenas musculares y al no aislamiento muscular. Con ello conseguimos ganar fuerza mejorando la resistencia, coordinación, explosión y un gran trabajo de la musculatura estabilizadora.

La técnica de trabajo es sencilla y rápida de aprender, siempre que prestemos atención a los puntos clave, nos proporcionaran  unos resultados rápidos incluso en sesiones de no más de 20 minutos, en las que perderemos grasa y subiremos pulsaciones en períodos cortos de tiempo.

Como he dicho antes, la técnica es fundamental y su movimiento básico tradicional, no el que se esta poniendo de moda, nos provee una postura saludable para nuestra espalda estimulando la musculatura posterior, glúteos, lumbares e isquiotibiales. Estamos realizando un exigente trabajo en la zona oblicua y abdominal, con el que se conseguirá además de una mejora funcional y estética.

Recuerda que además de este fortalecimiento en la espalda, el entrenamiento con kettlebell te ayudará a activar el metabolismo y quemar más calorías. Esta demostrado que a igual tiempo de trabajo en una actividad tipo correr suave o camiar a ritmo comparado con el mismo tiempo entrenando con kettlebell, el gasto calórico será el doble a favor de la kettlebell y que tras el entrenamiento seguiremos activos.

Ya sabes, ponte en manos de buenos profesionales y anímate a realizar movimientos como el swing, snatch, long cycle, etc .

Una respuesta a «Kettlebell»

  1. La primera vez q veo la pagina🙆‍♂️y leo todo sobre la kettlbell q es lo q me gusta..correcta explicación muy fácil de entender y me encantaría practicar de nuevo algún día..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.