¿Qué es el entrenamiento en suspensión?

Antes de nada, me gustaría deciros que no es una nueva actividad, o una novedad,  que nadie intente venderos este tipo de rutinas como algo de estas dos últimas décadas. Os aseguro que ya en los años 70 y 80, los escaladores hacíamos buenas secuencias de ejercicios de este tipo con cuerdas, anillas, mosquetones, etc. Pero si lo pensáis bien,  ¿y los gimnastas? ¿Qué entrenamientos base realizan si no?

Bien, dicho esto iré al grano:

Es una forma de entrenar, en la que se utiliza el peso corporal en planos inclinados, proporciona una ventaja sobre el simple protocolo de fuerza convencional, porque cada uno de los ejercicios del entrenamiento en suspensión desarrolla la fuerza funcional, la flexibilidad, el equilibrio y la estabilidad del centro del cuerpo al mismo tiempo.

Ocho de los puntos más beneficiosos que yo  destacaría en el Entrenamiento en Suspensión, son:

  • Obtención o incremento de la fuerza funcional.
  • Incrementa la flexibilidad y el equilibrio.
  • Optimiza el tiempo de entrenamiento.
  • Entrena el cuerpo de una forma global.
  • Disminuye la posibilidad de lesiones. (Siempre que se realice con corrección).
  • En caso de los deportistas de nivel alto, esta demostrado que les incrementa el rendimiento.
  • Al incorporar el trabajo cardiovascular, facilita la pérdida de peso.
  • Desarrolla fuerza en el centro del cuerpo mediante posiciones dinámicas y movimientos funcionales.

El entrenamiento en suspensión se adapta a todos los niveles, ya que podemos escoger el plano inclinado donde trabajar.  Es una extraordinaria herramienta para todos, personas que quieran mejorar su condición física de una forma segura y rápida, personas que quieran recuperarse de lesiones, deportistas y  deportistas de alto rendimiento, etc, etc.

Como puedes ver, es una gran manera de ponerte en forma ya que toca cada músculo de tu cuerpo y trabajas a su vez, el equilibrio, coordinación, cardio… y con riesgo de lesiones muy bajo, siempre y cuando se realicen los ejercicios acorde a tu condición física. Y algo muy importante, que sigas las indicaciones de tu monitor a la hora de colocarte y moverte, hazle caso  si te recomienda que el ejercicio en cuestión lo realices más lento y de tal forma, piensa que él es el que sabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *